Home » Noticia Internacional, Noticia País, Responsabilidad Social » Casi 200 ONG piden a la OIT que rompa sus lazos con la industria tabacalera
Los miembros del Consejo Ejecutivo debían decidir si ponían fin a toda interferencia de dichas compañías en el trabajo de la institución o no, pero decidieron finalmente darse medio año más para “estudiar el tema”.

.

.

Casi doscientas ONG enviaron hoy una carta a los Estados miembros de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para instalarles a poner fin a los programas de cooperación entre el organismo y la industria tabacalera.

El pasado 15 de marzo, el Consejo Ejecutivo de la OIT -en el que participan de forma igualitaria gobiernos, empresas y sindicatos- decidió posponer la decisión sobre mantener o eliminar los acuerdos que tiene con la industria tabacalera para financiar proyectos de lucha contra el trabajo infantil.

Los miembros del Consejo Ejecutivo debían decidir si ponían fin a toda interferencia de dichas compañías en el trabajo de la institución o no, pero decidieron finalmente darse medio año más para “estudiar el tema”.

Tras seis meses de estudio, el Consejo Ejecutivo deberá tomar la decisión en la próxima reunión ordinaria que tendrá lugar del 26 de octubre al 9 de noviembre.

La OIT ha mantenido durante años acuerdos de colaboración y financiación con la industria tabacalera en el marco de su lucha contra el trabajo infantil, que según la entidad, han obtenido claros logros.

Sin embargo, las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y entidades de lucha contra el tabaco recuerdan que dichos acuerdos han hecho muy poco por acabar con el trabajo infantil y, que, de hecho, la OIT asume que el empleo de menores en el sector se ha expandido en los últimos años.

Además, recuerdan que el problema del trabajo infantil recae en el hecho de que las empresas pagan muy poco a los productores, y que si las tabacaleras diesen un salario digno a los campesinos, éstos no tendrían que enviar sus hijos a trabajar.

Concretamente, la OIT mantiene acuerdos con Japan Tobacco International (JTI) y con Eliminating Child Labour in Tobacco-growing Foundation (ECLT -financiada por tabacaleras), dos tratos que expiran en junio y en diciembre de 2018, respectivamente.

El organismo multilateral ha argumentado en el pasado que, gracias a esos acuerdos, ha conseguido “promover el diálogo social en el sector para lograr una eliminación sostenible del trabajo infantil”, y advierte de que si se queda sin financiación privada no sabe si la obtendrá de los Estados, dado que la ha pedido y no ha obtenido respuestas positivas.

Las ONG denuncian, sin embargo, que los acuerdos socavan las obligaciones de la OIT como entidad de la ONU, dado que el Convenio Marco para el Control del Tabaco deja claro que los intereses de la industria son contrarios a los principios de la salud pública.

Paralelamente, la OIT forma parte del Grupo de Trabajo Interagencia de la ONU para la Prevención y el Control de Enfermedades No Transmisibles (UNIAFT), que se auto-impuso el principio de evitar cualquier interferencia con la industria del tabaco y, para ello, deben cortarse todos los lazos con la misma.

El principio establece que los miembros de la UNIAFT “deberían rechazar colaboraciones, programas conjuntos y cualquier otro acuerdo con la industria del tabaco”.

“En los últimos años, la Oficina (dirección OIT) ha sido criticada en varias ocasiones por recibir dinero de las compañías de tabaco, porque podría socavar los esfuerzos globales para la regulación del tabaco como una de las principales causas de letales enfermedades no transmisibles”, asume el propio documento de trabajo preparado por la entidad para la discusión. 

.

.

Fuente:Estrategia
www.chiledesarrollosustentable.cl
www.facebook.com/ChiledesarrollosustentableCDS
@cdsustentable
#cdsustentable, #desarrollosustentable, #sostenibilidad, #medioambiente
Diseño Web Chile