Home » Noticia Internacional, Noticia País » Científicos estudian inusual desprendimiento en glaciar Grey
Aunque estas fracturas son habituales, el tamaño y forma del producido en el glaciar de Torres del Paine generó extrañeza y preocupación entre expertos. En 12 años ha perdido 900 metros, a los que se suman los 300 de este fin de semana, sin certeza de las razones.

.

.

“Parece una tablet de hielo”, dice Andrés Rivera, glaciólogo del Centro de Estudios Científicos (CECs) de Valdivia sobre el témpano que se desprendió del glaciar Grey, en el Parque Nacional Torres del Paine. La forma y el tamaño de este bloque de hielo es lo que más le llaman la atención a este investigador. “Es de tipo tabular, muy grande e inusual en la Patagonia”, agrega.

Aunque no está claro el día en que se produjo el desprendimiento, las primeras noticias que se tuvo del fenómeno ocurrieron el fin de semana y hoy las imágenes del témpano, captadas por funcionarios de Conaf, se viralizaron en las redes sociales.

Desde el Instituto Antártico Chileno (Inach), que hoy desarrolla una investigación en este y otros glaciares de la zona, explican que el bloque de hielo tiene un tamaño de 350 por 380 metros, unas 12 canchas de fútbol.

Ricardo Jaña, glaciólogo de este organismo, explica que desde 2005 hasta este año el glaciar ha perdido 900 metros, y sólo el bloque que se desprendió este fin de semana es de 300 metros, lo que equivale a un tercio de todo lo que se ha perdido en los últimos 12 años.

Según Jaña, el cambio climático es uno de los factores que están contribuyendo a que se produzcan estos desprendimientos, pero aún falta por profundizar en las investigaciones para conocer el impacto de las distintas variables climáticas, como temperatura y precipitaciones. Al calentamiento climático se suman los factores mecánicos, como el impacto del agua que llega hasta los hielos a través de las quebradas.
Trabajo en terreno

Jaña señala que en enero realizarán una visita a terreno para comprender qué ocurre, en el contexto de las actividades del proyecto glaciológico Gaby-Vasa, donde participan, además, universidades de Brasil, Alemania y la U. de Magallanes. “Pese a lo amenazante que puede ser, es una verdadera oportunidad para investigar, es un experimento que está ocurriendo en tiempo real y podemos observarlo”, dice el experto del Inach.

En el glaciar tienen instalados unos postes con los que miden la posición del hielo y la velocidad a la que se derrite. “Se ha detectado en toda la región de Campos de Hielo un aumento de la temperatura y una disminución de la precipitación”, agrega Jaña sobre las posibles razones que contribuyeron a la fractura.
Rivera explica que desde el CECs realizan un monitoreo permanente a los hielos patagónicos y el evento del glaciar Grey no será la excepción. Este experto estima que lo que se ve es solo un 10% del témpano completo y el 90% restante está bajo la superficie.

.
A su juicio, el desprendimiento puntual es un fenómeno que puede tomar horas y que este es uno de los mayores que ha visto en la zona, donde la característica es que los bloques de hielo se desagregan y no son tan compactos y uniformes como ocurrió en eventos anteriores, en 1997 y 2011.

El témpano proviene de la “lengua este” del glaciar y ya a través de imágenes satelitales del 2 de noviembre se apreciaba una protuberancia sin mayor sustento en los costados, según observaciones del Inach.

Rivera agrega que los témpanos también se producen cuando el hielo se adelgaza y deja de tener sustento en la roca de las profundidades.

La fragmentación de este bloque de hielo podría durar meses y podría transformarse en un obstáculo para la navegación de embarcaciones en el lago Grey, de acuerdo a estimaciones del Inach.

Más desprendimientos

Desde la Dirección General de Aguas (DGA) del Ministerio de Obras Públicas (MOP), que posee una Unidad de Glaciología que funciona desde 2008, señalaron que el desprendimiento del glaciar Grey res- ponde a una situación que suele ocurrir en los glaciares, cuyo frente terminal flota en un cuerpo de agua, ya sea fiordo o lago.

Carlos Estévez, director General de Aguas, señaló que el equipo de glaciología de la DGA, que realizó una campaña de medición en febrero en la zona, observó un desprendimiento similar en el frente terminal del glaciar Tyndall, en Campo de Hielo Sur, y en el invierno de este año se dio un desprendimiento similar en el frente terminal del glaciar O’Higgins, en Campo de Hielo Sur, Región de Aysén.

“La ocurrencia de estos desprendimientos se asocia a la dinámica de dichos glaciares, determinada por la velocidad del glaciar desde su línea de flotación (contacto entre la roca y el hielo) hasta el frente terminal, y la profundidad del cuerpo de agua que lo contiene, la que le proporcionaría mayor o menor condición de estabilidad según la flotación de la pared de hielo”, explica Estévez.

Desde la DGA agregan que los glaciares con frentes terminales en cuerpos de agua predominan en la Patagonia y Tierra del Fuego, y son más inestables que aquellos glaciares que terminan en tierra, los que se distribuyen principalmente en la zona norte y central de la cordillera Andina.

.

.

Fuente:La Tercera
www.chiledesarrollosustentable.cl
www.facebook.com/pg/ChiledesarrollosustentableCDS
twitter.com/CDSustentable
#CDSustentable #MedioAmbiente #DesarrolloSostenible, #Sostenibilidad
Diseño Web Chile